3175141844 - 6851416 comunicaciones@ninosdepapel.org
Nuestra Historia
Más de 24.000 niños, niñas y jóvenes atendidos en estos 26 años, hablan de nosotros.

Frente a una creciente población de niños y jóvenes que luchaban por sobrevivir en las calles de Bucaramanga, en 1.990 el Padre Manuel Jiménez Tejerizo fundó la Asociación Niños de Papel, como respuesta a esta lamentable situación, acompañado por un grupo de jóvenes de la Casa de la Juventud de Bucaramanga y la Hermana Isabel Hervas de la Comunidad de la Doctrina Cristiana. “En 1.990 conocí una niña de siete años en unas condiciones de deterioro impresionante. Ahí, justo en ese momento, decidí entregarme a la solución de estos problemas”, analiza el Padre Jiménez entorno a la fundación de Niños de Papel.

Fue así como a través de la escucha, observación y análisis, la Asociación empezó desde aquel entonces a crear procesos de estudio de las crudas realidades de cada niño, para así diseñar estrategias y tácticas para su recuperación, partiendo de sus necesidades y respondiendo a sus problemas.

En principio, Niños de Papel suplió las necesidades elementales de alimentación y servicios de salud básica a los niños de la calle. Al cabo de dos años, en 1.992 la Asociación abrió su primer hogar de acogida “Emaús” (de muchos que vendrían después), ampliando su servicio al ofrecerle a los menores una casa y un ambiente familiar sustituto.

historia1

Los continuos procesos de investigación de las problemáticas que afrontan los niños y adolescentes con derechos vulnerados evidenciaron a Niños de Papel la necesidad de soluciones integrales y no sólo de carácter asistencial. Esto llevó a la institución a asumir nuevos retos y a dar inicio al diseño e implementación de programas de atención integral, sustentados en el abordaje interdisciplinario de las problemáticas.

Dentro de esta óptica, en 1.995 Niños de Papel creó “talleres productivos” en los que los niños desarrollaban capacidades vocacionales y aprendizaje pre-laboral en áreas como panadería, carpintería, artes gráficas y cocina, entre otras, como estrategia en pro de su reintegro a la sociedad.

En 1.997, frente a una problemática creciente de adicción al consumo de sustancias psicoactivas en niños y jóvenes, Niños de Papel creó su primera comunidad terapéutica para el tratamiento de rehabilitación, la cual evolucionaría con el tiempo hasta consolidar en 2.008 el programa MAREA (Manejo y Rehabilitación de adicciones) que aborda integral e interdisciplinariamente la compleja problemática de consumo en los niños, niñas y jóvenes, desde la prevención y el tratamiento especializado.

En 1.998, de cara a la violencia que se vivía en el país, Niños de Papel inició un programa de atención para niños, niñas y jóvenes rescatados del conflicto armado, proyecto de gran aprendizaje y que contribuyó enormemente a la construcción de la filosofía de la institución, pero que debido al carácter sensible del área de trabajo quedó en manos del Gobierno Nacional en 2.002.

También en 1.998 Niños de Papel abrió sus puertas en Cartagena de Indias.

En 2.004, como respuesta al fenómeno emergente de niñas en la calle, Niños de Papel amplió sus acciones también a ellas, creando el primer hogar de acogida “Zoe” para niñas.

Este mismo año Niños de Papel creó su área estratégica de Responsabilidad Social para buscar la financiación de los costos de sus programas a través de empresas y personas que respaldaran económicamente su actividad. Actualmente, la Responsabilidad Social se mantiene en la institución como una de sus principales formas de financiamiento.

En año 2.005 Niños de papel abrió sus puertas en Montería.

Con un portafolio de servicios ya consolidado sobre tres líneas de acción: Prevención, Protección y Tratamiento especializado, en 2.007 fue creado el programa Búsqueda Activa, como principal estrategia de prevención de vulneración de los derechos de los niños para las tres regionales de la institución en Colombia.

En 2.009 fue creado un programa para niñas y jóvenes embarazadas, con derechos vulnerados en la ciudad de Cartagena (con problemáticas como abandono, abuso o explotación, entre otras). Por otra parte, en Bucaramanga, se creó un hogar de egreso para jóvenes universitarios que ya han finalizado en proceso en la institución.

Desde 2.010 Niños de Papel viene trabajando en un proyecto que tiene objetivo fundamental la sostenibilidad de los programas sociales de la institución. Por esto, actualmente la institución se encuentra desarrollando una nueva unidad de negocio que contribuya económicamente al financiamiento de sus programas sociales: IPS MAREA, la cual pondrá al servicio de la salud pública la experiencia acreditada de Niños de Papel en la rehabilitación de consumo de sustancias psicoactivas en menores de edad.

Esta idea de negocio se encuentra en etapa de ejecución y fue galardornada en noviembre de 2.012 con el Premio Ventures – Categoría Impacto Social, que condecora las ideas de negocio más emprendedoras, promisorias y de impacto de Colombia.

Esta es la historia de un sueño llamado Niños de Papel, en donde trabajamos por un mundo de puertas abiertas y oportunidades para aquellos niños y adolescentes que perdieron la esperanza. En el camino nos hemos encontrado cientos de dificultades. Hemos encontrado que las problemáticas de los niños son una, ni dos, sino que son muchas y complejas (maltrato, abandono, abuso, explotación, prostitución, drogadicción, etc.). ¡Pero más de 24.000 niños atendidos nos han enseñado que vale la pena!

h2
h3
h4